domingo, 20 de abril de 2008

Los Jardines de la Alhambra.

Con sol o incluso con lluvia, siempre es una buena idea visitar los jardines de la Alhambra.

Por ejemplo, las famosas fuentes del tomate y del pimiento, que a la vista de la imagen (la del pimiento es la primera y la del tomate la segunda, o eso creo) si a alguien se le ocurre cómo se le pusieron sendos nombres espero tenga la deferencia de informar sobre el asunto.


También podemos encontrar la fuente de Ganivet, justo al lado de la del tomate, además de otros pequeños rincones de los que hablaremos otro día.

Y por supuesto, los maravillosos árboles, flores, riachuelos, pájaros que cantan, nubes que se levantan... que crean un ambiente místico, que riéte tú de un templo tibetano.

4 comentarios:

lavidatalycomolaveo dijo...

La Alhambra y sus jardines, el monumento más epectacular de TODA España (jaja, se nota que etoy ENAMORADA de la ciudad).
Dos besos.

Anónimo dijo...

He estado mirando en Google, pero no encontré nada sobre el origen de los nombres de estas fuentes. Seguiré investigando preguntando a los maores del lugar!

Anónimo dijo...

mayores quería decir :)

Manuel Angel dijo...

Estuve con mis alumnos de cinco años merendando en la fuente del Tomate el jueves, y me preguntaron por qué se llama así. He estado buscando en diferentes libros y lo único que he encontrado es que allí le hicieron una despedida a Ganivet cuando lo subían a enterrar, pues ya estaba construido el monumento a su memoria.
A ver si entre todos encontramos la razón de estos nombres de fuentes.