domingo, 27 de abril de 2008

Bodegas Espadafor.


Este local, sito en Gra Vía 59, va unido a la historia de Granada, no en vano abrió sus puertas en 1910 y eso se nota al entrar. La decoración tienen el encanto de otra época, son dignos de observar los azulejos de la pared, ya que cada uno representa lugares diferentes de Granada.


Si Espadafor os sonaba de antes no es por casualidad, las bodegas tienen una conexión familiar con la industria Espadafor, empresa que se dedica a la producción de bebidas sin alcohol, como la Dama de Baza o Champín.




Pero no sólo de bebidas sin alcohol vive el hombre, así que en Bodegas Espadafor lo mejor es probar alguno de los vinos caseros que se exhiben en barriles. Respecto a la comida: imprescindible el jamón asado, aunque cualquiera de las tapas que acompaña a la bebida estará también buenísima.


Es el mejor lugar para llevar a ese amigo forastero (como dicen en los pueblos) que viene de visita a Granada, le encantará su ambiente auténtico. Por poner una pega: una mano de pintura nunca viene mal.

Por cierto, os preguntaréis de dónde han salido estas fotos, no? pues sí, mi cámara ha revivido, pero no sé por cuanto tiempo.




2 comentarios:

Reven dijo...

He recorrido muchos bares... pero nunca entre a ese. Lo haré

Salud

Territorio Manolo dijo...

Vale, ya me has dado una excusa para ir a visitar Granada el próximo 1 de mayo.

Un saludo